¿Es una buena idea adoptar una mascota durante la pandemia?

Los expertos aconsejan hacer una búsqueda exahustiva antes de adoptar una mascotas durante la pandemia, especialmente si vienen del extranjero, y comprobar que relamente tenemos tiempo para tu amigo peludo

Taz, 13, es un pequeño yorkshire ya en edad de jubilación. La Real Sociedad para la Prevención de Crueldad Animal (RSPCA, sus siglas en inglés) lo encontró “en un estado lamentable”. Tras varias semanas de cuidado, este pequeñajo encontró una su siguiente hogar a través del servicio de adopción de RSPCA, y que ojalá sea ya su última casa. RSPCA sabía muy poco del pasado de Taz, pero sus cuidadores dicen: “Es un chico alegre y amigable que en este momento de su vida, debería estar en una casa llena de amor y no en una perrera”.

Taz fue adoptado en una protectora de animales
Taz, 13, fue encontrado en un estado lamentable.

Las protectoras de animales están haciendo una gran labor cuidando de los animales, cuyos duelos no pueden hacerlo o aquellos que han sido abandonados. Las asociaciones están esperando un segundo pico en incidentes de crueldad animal, cuando las medidas del segundo encierro se levanten. El primer pico fue a la par que la primera ola de coronavirus. El final del segundo encierro coincidirá con Navidades, cuando es común regalar cachorros, que después pueden ser abandonados.

Geoff Edmond, coordinador nacional de vida salvaje en RSPCA, dice: “En la sociedad de hoy en día no hay lugar para la crueldad animal. Pedimos a todo aquel que vea algo sospechoso que lo reporte a la policía”.

“Hemos visto algunos casos espantosos en estos meses. La policía reportó un aumento en comportamiento anti social durante el primer encierro, cuando las presiones y frustraciones llevaban a este tipo de crimen. Tememos que esto puede llevar a ´buscar entretenimiento´ a través de este tipo barbárico de actos contra la vida animal”.

De hecho9, ahora que tanta gente pasa más tiempo en casa, el interés por conseguir una encantadora compañía llena de pelos y leal hasta la muerte ha crecido. El número de búsquedas en internet por ´adoptar un perro´ subió de 69,000 en enero, antes del Coronavirus, a 140,000 en Abril y 210,000 en Julio. En Julio del año pasado hubo solo 49,500 búsquedas.

Las familias no tienen en cuenta que son un compromiso de larga duración

Doctora Samantha Gaines, experta en el bienestar de perros, advierte a la gente a pensárselo dos veces antes de adoptar porque, nos guste o no, en algún momento volveremos a la normalidad. “Es maravilloso ver tanta gente acogiendo animales en sus familias”, dice. “Sin embargo, estamos preocupados que no tengan en cuenta el compromiso de larga duración que es coger un perro, y en qué harán con ellos en después de la pandemia”.

“Estamos preocupados de que cuando la gente vuelva de sus vidas normales, muchos golpeados por una recesión económica, abandonen muchos perros. El mensaje es simple:  Infórmate bien para encontrar la mascota apropiada para tu familia, y no compres por impulso”.

Recientemente, PFMA llevó a cabo una encuesta que confirmó el aumento exponencial en la adquisición de perros durante la pandemia, especialmente entre adultos jóvenes, como es el caso de Kiera Webb de 23 años. Ella siempre ha querido tener una mascota, y cuando la pusieron en ERTE vio la oportunidad perfecta. “Hice un montón de búsquedas hasta que encontré a Rosie. Es medio caniche medio Cocker, con unas alergias que combinaban con las mías. Obviamente, me tomó un tiempo que Rosie se acostumbrara a la casa, y ¡Y lo mio me costó!”.

“No sabía cuanto tiempo necesitan los perritos; enseñarles, acostumbrarles a sus necesidades, a no morderlo todo, etc. Me hace una compañía fabulosa y ha ayudado mucho a mi salud mental. ¡Me ha traído la felicidad!”.

Los expertos aconsejan a hacer una búsqueda intensiva y a conciencia antes de adquirir una mascota. A pesar de que el Gobierno ha prohibido la compra-venta de animales a tracés de terceros con la Ley Lucy, el pasado abril; Internet es amplio. Los precios han subido más del doble durante la pandemia, con cachorros por £2,000 de media, reveló una investigación de la BBC.

Puede haber muy buenas ofertas en internet. Pero cuando vienen desde el extranjero ed difícil comprobar las condiciones en la que están los animales, aunque los criaderos tengan todos los papeles en regla. Esto puede dejar a maravillosos cachorros con problemas médicos y de comportamiento que dificultará su adaptación a un nuevo entorno.  



¿Y en España?

Jimena Carreño, de Palma de Mallorca (España), se mudo con su familia a Reino Unido. Vino con su marido, dos hijas y un yerno. Y ahora está esperando a tres miembros más: Persi, Bimba y Kuky, tres Carlinos. Carreño está buscando una casa, cosa nada fácil para tanta gente y tres perros.

perros carlinos.

Se han mudado debido al trabajo, pero ella no podía dejar a sus perritos atrás. “Estamos muy cerca de los animales porque son seres muy nobles. Te dan todo su amor sin importar de tu condición. Eso es lo que los hace tan especiales”. De todas maneras reconoce: “No es fácil. Necesitan mucho tiempo y dinero en comida y cuidados veterinarios. Más en mi caso que es por tres. Pero se lo merecen”.

Es España, uno de los países más golpeados por la pandemia, la situación ha sido dura para los animales de compañía. La Fundación Affinity publicó un informe de cómo el primer encierro les afectó. Hasta entonces, los abandonos de perros eran estables. Alrededor de 104,00 perros entraban en las perreras cada año, y se puede decir que no hubo un incremento notable en los últimos cinco años.

Carolina Corral, jefa en la Asociación por la Liberación y Bienestar de los Animales (ALBA) dice que sorprendentemente no hubo muchos animales abandonados, o al menos no más de lo normal. Aunque eso “se puede explicar porque había menos gente en la calle para avisar y la policía tenía asuntos más urgentes”.

“Sin embargo, hubo muchos ingresos de dueños afectados por el Covid”, dice Corral. “Lo que hemos notado es que mucha gente ha sido solidaria y se han ofrecido para adoptar temporalmente”.

Esta opción de adopciones temporales ha sido de gran ayuda para las protectoras. Aunque ellas seguían recogiendo perros, la gente no podía ir para adoptarlos por las restricciones. Además, ALBA, y la mayoría de las perreras, requieren varias visitas antes de adoptar.

En total, las protectoras han reportado un numero similar en abandonos y adopciones. Mucha gente quería mascotas sin estar realmente preparada, y otros querían completar sus hogares. Coral, repite que las mascotas son seres vivos con necesidades. Si los dueños no pueden cumplir con sus necesidades, o gastar dinero en su salud y educación, es mejor que no tengan mascotas.

Ha habido cambios en todo el mundo debido a la pandemia – para nosotros y para nuestros amigos. De acuerdo a la Fundación Affinity, el 70% de los dueños han detectado un cambio en el comportamiento de sus animales. Esto puede ser por tristeza, ansiedad o una extra dependencia. Después de estar todo el día y todos los días en casa, los animales entran en shock cuando los dueños tienen que volver al trabajo. Ellos, como nosotros, son complejos.

El encierro afecta a su comportamiento

Luis Al-Dada, entrenador de perros de Global Canine, explica como esta nueva situación ha creado un desorden en nuestras vidas, y la de nuestros perros. Dice que perro y dueño crean un sistema único, y lo que afecta a uno se refleja en el otro: “Estamos conectados a través de nuestras emociones. El cómo somos y nos sentimos va a afectar en cómo nuestros perros nos ven, y en cómo ven el mundo”.

Al-Dada educa perros y arregla problemas de comportamiento. Global Canine tiene también un servicio online para tratar con perros en todo el mundo. “Tener un perro es una responsabilidad, y ambas partes deben ser felices. Por eso, pienso que un entrenador no es un lujo. Tener un perro educado es disfrutar con él, y que él disfrute contigo”.

Él resalta los cuatro pilares en la educación del perro: Activación, concentración, contexto social y calma. Dice que un dueño no puede espera tener un perro tranquilo si el animal no puede concentrarse para escuchar al dueño en una situación de estrés. Para él, los perros nos entienden fácilmente y nuestras emociones. Trabajan con los dueños, no por un premio, sino por el placer de trabajar juntos.

“Yo no podría haber sobrevidido al encierro sin mi perro”, dice Al-Dada. De echo, los perros son nuestros mejores amigos, y durante pandemias, pueden ser un gran apoyo. Pero son muy complejos, con sus emociones y necesidades. Así que piénsatelo bien antes de adoptar una bola de pelos, llena de amor.

El artículo se publicó orignalmente en inglés

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Follow the Green Bee on Twitter